4 pasos que te ayudarán a salir de tus duedas

A la gran mayoría nos ha pasado que a pesar de todas las advertencias, hemos caído en la tentación de darnos “un gusto”, o mejor dicho, adquirir algo que no estábamos preparados para poder pagar.

Como bien podemos entender, este tipo de situaciones representan un punto de dolor constante en nuestras finanzas. Si bien comenzamos haciendo un esfuerzo importante para mantener al día nuestras deudas, poco a poco vamos notando la dificultad que nos representa este pago, producto de una mala planificación de nuestra parte.

Sabemos que es un escenario difícil para tu economía, ¡pero no te preocupes! No estamos aquí para juzgarte; al contrario, queremos ayudarte a superar esta crisis.

A continuación, te compartiremos 3 útiles consejos para salir adelante con esas deudas que tanto te están complicando.

1) Fija metas

Tu determinación mental es más importante de lo que crees. Piensa todos los días positivamente, fija metas financieras a largo plazo y otras que puedas alcanzar en un futuro inmediato. Revisa de nuevo tu presupuesto y comienza realizar los recortes necesarios para poner al día tus pagos. Lo sabemos, es un proceso difícil, pero no imposible. Pronto te darás cuenta que hay varios gastos innecesarios de los que ni siquiera estás consiente, por lo que aprender a regularlos es el primer paso para poner en orden tu salud financiera. Olvídate por un momento de las compras por impulso y los gastos por ocio.

2) Haz una lista de tus deudas.

Llegó el momento más difícil. Es hora de crear un cuadro en el que reflejes con total claridad lo que debes, producto por producto y servicio por servicio. Al principio no querrás ni voltearlo a ver. Sin embargo, este es uno de los errores más comunes. A menudo las personas tienden a ignorar el monto total al que ascienden sus deudas, lo cual les da una falsa sensación de estabilidad cuando reciben su pago mensual. Conocer con exactitud los totales, intereses y recargos, te ayudará de gran manera a la hora de estructurar un plan de pagos responsable y sostenible.

3) Comienza a pagar

Ahora que ya sabes qué gastos recortar y cuánto debes en realidad, es hora de ser disciplinado y seguir al pie de la letra tu plan de pagos. Tranquilo, que a partir de este momento tus
deudas solo pueden disminuir hasta extinguirse. ¡No te desesperes!

4) Adáptate a tu nueva vida

Poner en orden tus finanzas no significa que dejes de disfrutar. Busca opciones gratuitas para divertirte, haz deporte, lee un libro, en fin, busca diferentes formas de despejar tu mente. Recuerda que un cerebro ocupado no tiene espacio para preocupaciones.

Ahora ya lo sabes, la clave para superar esta situación se basa en planificar, ordenar y ejecutar. Por último, te recomendamos siempre buscar oportunidades de ingresos extras. Puedes destinar el 90% estrictamente al pago de tus deudas y dejar un 10% para premiarte por tu esfuerzo. Como siempre te decimos, no se trata de castigarte, sino de actuar de la manera correcta.

    Suscribete