Cómo armar el presupuesto familiar

Una de las bases para una economía familiar sana, es la elaboración de un presupuesto mensual que debe cumplirse a cabalidad, no importa el tipo de ingresos que tengas. Por increíble que parezca, muchas familias no lo elaboran porque creen que es difícil yun experto puede elaborarlo, grave error.

¿Nunca has hecho un presupuesto? Si la respuesta es no, esta publicación te servirá de mucho, si la respuesta es sí, puedes mejorar el que ya tienes.

 

¿Qué es un presupuesto y por qué es importante?

Un presupuesto no es más que un plan estructurado para llevar un control de los gastos fijos que se tienen que hacer y saber con cuánto podemos contar. Sirve para alcanzar una meta común y familiar al no malgastar los ingresos en cosas o servicios que no son necesarios.

Tener un presupuesto ordenado nos servirá entre otras cosas para:

- Manejar nuestras finanzas de forma ordenada y a detalle.

- Identificar gastos que no son necesarios.

- Conocer con cuanto efectivo dispusimos para planear un ahorro.

- Tener un plan de contingencia para eventuales imprevistos.

 

Hasta ahora hemos visto por qué es importante contar con un presupuesto, como nos puede ayudar y que no es cosa del otro mundo, pero, ¿cómo se hace? Te dejamos 6 consejos a modo de guía para que lo puedas elaborar.

Establecer tiempos.

Debemos definir si nuestro presupuesto será quincenal o mensual, esto lo decidimos fácilmente observando cada cuanto tiempo tenemos disponibles nuestros ingresos.

Detallar a conciencia nuestros gastos.

Acá entran los pagos de tarjeta, pagos de préstamos, colegiaturas, transporte, etc. Dejar fuera un gasto habitual es lo mismo que destruir tu planeación, porque poco a poco vamos a ir disminuyendo lo que pensábamos teníamos disponible para ahorrar e invertir, creando falsas expectativas.

Haz revisiones de tu presupuesto.

Debes ajustarlo a tu situación financiera actual, los ingresos pueden ir variando mes a mes, sobre todo si en el presupuesto incluyes los ingresos de tu familia, esto es común cuando se hacen pagos en conjunto como arriendo o servicios.

Crea un fondo común.

Este es un apartado que no solemos tomar en cuenta y es de vital importancia. Designa una parte de tus ingresos a un fondo del cual puedas hacer uso de manera inmediata, ojo, esto no suple al ahorro, se trata de un pequeño capital que podemos tener a la mano para cualquier contratiempo.

Otras recomendaciones para elaborar tu presupuesto.

Elabora tu presupuesto en gastos reales y no pensando en comprar cosas.

Debes priorizar las deudas antes que nada. 

Evita adquirir deudas extra al iniciar con un plan presupuestario serio.

Si es la primera vez que elaborarás un presupuesto puedes hacerlo en pequeñas cantidades para agarrar experiencia.

No pierdas el ánimo, los primeros meses solemos salirnos del presupuesto, es importante ser constantes para alcanzar una estabilidad financiera y gastos ordenados.

¿Qué te parecieron estos consejos? A poner manos a la obra, la tranquilidad financiera no es tener dinero en el banco, es saber que lo que tenemos disponible es gastado de forma inteligente, no pierdas tiempo e inicia a planificar tu presupuesto hoy.

Suscribete