Cómo enseñar a los hijos sobre finanzas

Entre las enseñanzas de mayor trascendencia que podemos dejar a nuestros hijos está la manera correcta de administrar el dinero.

Hoy en día existen diferentes cursos o guías al respecto, pero la educación comienza en la casa. Se han logrado identificar diferentes patrones de conducta que vamos adquiriendo en la infancia y adolescencia, como padres podemos no darnos cuenta y estar “mal criando” a nuestros hijos financieramente, convirtiéndolos en pésimos administradores. 

Por ejemplo, darle una cantidad de dinero mensual y dejar que lo destinen a cosas poco útiles para su desarrollo personal es la manera clásica de enseñarles sin querer a ser despilfarradores, porque cuando el dinero se acaba, o regresan por más o esperan al final del mes para volver a gastar, en vez de sugerirles algún tipo de “inversión”, como adquirir algún bien que le servirá en el futuro, pueden ser libros o coleccionables.

También iniciar con el hábito del ahorro a temprana edad lo hará consciente de la importancia del dinero y como este puede satisfacer alguna necesidad o emergencia que tenga en el mediano plazo.

Estudios demuestran que los malos hábitos financieros en los adultos vienen de dos fuentes: la familia y la escuela. Centrándonos en la familia debemos crearles una educación financiera no solo con el ejemplo ni con hábitos, también con acciones concretas, establecer prioridades y hacer énfasis en el uso inteligente del dinero.

¿Quieres algo que no te puedo comprar en este momento? Ahorra y espera el momento para tenerlo.

¿No quieres ahorrar y esperar tanto tiempo? Pon tu dinero a trabajar en actividades sencillas que te dejen ganancia.

 

¿Es aconsejable empezar desde niños?

Si, aunque para ciertas edades resulta complejo entender el mundo financiera, pequeños consejos y actividades pueden crear un hábito. Si un niño tiene Q10.00 podemos indicarle que en vez de gastar todo en golosinas en un solo día, puede comprar una parte hoy y guardar la otra parte para el fin de semana.

 

Cómo enseñar a nuestros hijos sobre finanzas.

Dependiendo de la edad o situación financiera podemos crear actividades para ir introduciéndolos en el mundo financiero.

Administrar el dinero en diferentes rubros: puedes elaborar tres cajas que tengan el título “ahorro” “gastos” e “inversiones” de esta forma verá cómo el dinero se multiplica por tres no siendo necesario que tenga que gastarlo todo en un día, con el tiempo la cantidad de dinero en la caja de “ahorro irá creciendo sin darse cuenta y al final de un tiempo establecido observará como tiene disponible una cantidad importante de dinero, bienvenido al mundo del ahorro. Esto crea el hábito de mantener su dinero custodiado sabiendo que puede contar con él, cuando llegue a la mayoría de edad, será normal abrir una cuenta en el banco y ahorrar mes a mes.

Actividades financieras: Otra forma de comentar el trabajo y administración del dinero es crear actividades que dejen dividendos. Pueden adquirir con el dinero que se le da mes a mes o comprometerse a que trabajaran juntos en un proyecto donde usted pondrá el dinero y él la fuerza laboral, pequeños artículos que los niños de su edad compran: dulces, refrescos, etc, y venderlos entre sus familiares y amigos. Con esto podemos explicarle el valor del trabajo, como se obtienen ganancias y en que lo puede invertir de regreso para tener más dinero.

Esperamos que te sirvan estos consejos, y puedas crear en los pequeños de la casa hábitos financieros para su futuro.

 

 

Suscribete