Cómo puedes aprovechar tu fecha de corte y de pago

Al adquirir una tarjeta de crédito obtenemos grandes beneficios si la sabemos utilizar de manera responsable y ordenada. Uno de los beneficios de obtener una tarjeta de crédito es que podemos contar con efectivo de forma electrónica para cualquier eventualidad o emergencia, incluso para formar un récord crediticio.

Esto último puede verse afectado si no pagamos en las fechas estipuladas, en las fechas de corte y de pago. Estas fechas son otro gran beneficio que nos ofrece la tarjeta de crédito.

 

¿Qué son las fechas de corte y pago?

Fecha de corte: la mayoría de tarjetas nos brindan en promedio 30 días de financiamiento o crédito, según sea el límite asignado, estos 30 días se terminan en la fecha de corte.

Por ejemplo, si nuestra tarjeta tiene la fecha de corte el día 3, tendremos la opción de pagarla hasta el día 23 del siguiente mes para poder cancelar lo gastado sin que nos cobren intereses. Si adquirimos algo con la tarjeta el día 4 del mes, tendremos hasta el 22 del próximo mes sin que esto genere intereses.

Fecha de pago: es el día asignado por el banco para que paguemos lo consumido sin cobrar intereses o realizar cargos extra, si la fecha de pago es el 30 y pagamos ese día, solo cancelaremos lo registrado en los días anteriores sin ningún cobro extra, de intereses o cargos por mora.

 

Aprovecha las fechas de corte y pago.

Puedes sacarle provecho a tu tarjeta comprando el día después de corte, siguiendo con nuestro ejemplo, realiza las compras que necesites, por decir una fecha, el 4 de agosto y cancela todo el día 4 de julio del siguiente mes, tendrás dos fecha de pago disponibles, quincena y fin de mes para poder pagarlo todo al mes siguiente.

Otra técnica que puedes aprovechar es reducir el saldo promedio aprovechando la fecha de corte. Esto lo puedes hacer cuidando el importe de las compras mensuales, dejando las de mayor valor para los últimos días del mes.

Cuidar el saldo promedio te beneficiara cuando tengas algún atraso en tu pago, ya que los intereses se calculan en base a este promedio mensual gastado. También sirve para ir calculando el uso del crédito disponible en la tarjeta, si esta es saludable y no tienes ningún inconveniente de pago, el banco emisor de la tarjeta te irá creando un buen récord laboral.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad, mantener un estado de cuenta de tu tarjeta de crédito al día te brindará beneficios en tus finanzas personales y apoyará a construir un récord crediticio sólido.

Suscribete