¿Es seguro pedir un préstamo en línea?

Acudir al internet ante cualquier duda o situación forma parte de nuestro diario vivir, podemos tener la información a mano de cualquier persona o empresa en cuestión de minutos, incluso realizar actividades ordinarias como las compras del mes o el pago de servicios, y pedir un préstamo no podía quedar por fuera, pero ¿es confiable pedir un crédito de forma online?

En Guatemala casi el 80% de entidades financieras cuentan con este tipo de servicio, una forma ágil de obtener un financiamiento pequeño en momentos de dificultad y cada vez más personas utilizan estas plataformas digitales para solventar sus inconvenientes financieros.

Sin embargo, el hecho de que sea una modalidad hoy en día común, no lo hace seguro de forma inmediata, esto no quiere decir que que estemos a las puertas de fraudes o estafas, estos servicios electrónicos están regulados para garantizar transparencia y seguridad a los usuarios.

El internet está lleno de ofertas y páginas que se muestran confiables pero no lo son, estas son fáciles de identificar, ofrecen cantidades enormes de dinero con solo enviar los datos, lo que provoca que nuestra información esté en manos de terceros, o peor aún , pueden prestar el dinero que les soliciten pero no son claros en las cláusulas de pago, cobrando intereses usureros que se vuelven impagables, trayendo como consecuencia problemas personales y legales.

Te presentamos algunos puntos que debes tener en cuenta al momento de solicitar un préstamo en línea, para que lo hagas de forma transparente y correcta.

Indaga en la fiabilidad de la empresa que presta el servicio.

Puedes realizar un investigación de la empresa donde vas a solicitar tu financiamiento. En las redes sociales puedes observar si tienen seguidores, el tiempo de creado el perfil social y los comentarios de los actuales clientes, también puedes verificar si esta empresa está registrada legalmente en las entidades correspondientes.

 

Condiciones de financiamiento claras.

El tipo de interés, plazos de devolución, cuotas por retraso en el pago, cargos extra por gestiones de cobro, etc. Todo esto debe estar detallado en la información que nos brindan las aplicaciones o páginas que prestan el servicio.

No debes confiar en empresas que te ofrecen cantidades grandes de dinero sin muchos requisitos frases del tipo “intereses casi a cero” o “págalo cuando puedas” son alertas de que la entidad no es confiable y esconde procedimientos que al no ser informados pueden perjudicarte.

Asegúrate que sea una empresa Con presencia física y no solo online.

Si la empresa en la cual solicitas tu crédito posee un lugar o varios lugares físicos en donde los puedas ubicar y abocarte a ellos, esto te dará aún más certeza.

Datos de contacto.

Aunque la solicitud se tramita por internet, siempre debes observar que existen otros tipos de contacto con la empresa, como teléfono de planta, Whatsapp o correo electrónico, esto con el fin de tener múltiples opciones de comunicación en caso necesites información adicional o seguimiento de tu crédito.

En Adelantos, somos transparentes en nuestra información y relación con nuestros clientes, ofreciendo financiamientos pequeños acorde a lo que necesitas, respaldados por un equipo de profesionales que te pueden orientar de forma acertada al momento de solicitar un crédito con nosotros. Solicita hoy tu financiamiento con nosotros, en Adelantos, todos los días son de pago.

Suscribete