¿Necesitas un préstamo rápido? Esta información te interesa

Los préstamos bancarios son el producto financiero de mayor demanda, superior incluso a las tarjetas de crédito y fondos de inversión.

Al tratarse de dinero y ser el negocio principal de los bancos, estos solicitan una serie de requisitos indispensables para poder otorgarlos a las personas que lo necesitan: Un récord crediticio en limpio, estabilidad laboral e ingresos comprobables, por mencionar los principales.

Estos préstamos suelen ser altos, arriba de Q10,000 ya se considera un crédito de riesgo y son destinados para inversiones o compras altas, por lo tanto, no cualquier persona puede aplicar a uno; es entonces cuando aparecen los préstamos rápidos, de fácil adquisición y pocos requisitos.

 

¿Por qué son préstamos “rápidos”? 

Principalmente porque su trámite suele ser en menos de 24 horas y no solicitan requisitos tan amplios como un préstamo “normal”, a esto debemos agregar que las cantidades suelen ser pequeñas, menos de Q10,000 y son destinados a otro tipo de cosas, como compra de vehícculos pequeños (motocicletas), pagos de deudas o como una solución efectiva de contar con dinero para cualquier emergencia. 

Hasta acá todo bien, pero antes de solicitar este tipo de créditos, debes tener en cuenta algunas consideraciones para que la obtención de este tipo de financiamiento no sea un inconveniente a futuro.

Revisa los intereses.

Al ser un préstamo de desembolso rápido, las tasas de interés suelen ser mayores a las de un préstamo convencional, sin embargo debes observar que estos cobros no sean de usura, muchas veces al tener un atraso en los pagos los intereses suben incluso al 100% sobre el saldo, haciéndolo impagable.

Entidad seria.

Muchos prestamistas ponen de fachada el nombre de una empresa o un nombre comercial, que no está regulado por las entidades encargadas de hacerlo. Antes de solicitar un préstamo de estas características debes cerciorarte de que se trate de una empresa seria.

Por ejemplo puedes buscar reseñas en internet, verificar que tengan un página web, direcciones, instalaciones y números de contacto donde te puedan brindar cualquier información en el momento que lo necesites.

 

¿Son buenos los préstamos rápidos?

Como una opción de financiamiento inmediata si. El promedio de desembolso de un préstamo tradicional es de 15 días hasta un mes, contrario a uno inmediato que no suele pasar de las 48 horas.

Un accidente imprevisto, el pago urgente de estudios o la oportunidad de inversión que necesita de capital disponible en el corto plazo puede respaldarse con este tipo de financiamiento, siempre y cuando tomes en cuenta las recomendaciones que expusimos con anterioridad.

Adelantos es una alternativa bastante efectiva para contar con dinero de forma rápida y segura, contamos con amplia experiencia y un equipo capacitado para asesorarte de manera personalizada. Con nosotros, todos los días son de pago.

Suscribete